Capsis Vilanova

Neurofeedback

¿Qué es el Neurofeedback y cuáles son sus beneficios?

Neurofeedback para optimizar tu funcionamiento cerebral. 

A partir de la neurociencia aplicada, que utiliza el conocimiento sobre el funcionamiento y estructura del cerebro, nace el neurofeedback (EEG-Biofeedback). Los avances en investigación acerca de la plasticidad del sistema nervioso han llevado al desarrollo de técnicas que, basadas en esta capacidad, nos permiten influir en él y reparar posibles disfunciones.

El neurofeedback es utilizado para trabajar sobre diferentes trastornos, pero también para optimizar o potenciar el rendimiento en el deporte, la música, la danza o la meditación, a través de un entrenamiento que permite al individuo controlar sus ritmos cerebrales relacionados con funciones cognitivas de concentración, atención y memoria.

Existen estudios que muestran una mayor eficacia de los protocolos individualizados, basados una evaluación de EEG previa. Por ello, una vez realizado el mapeo cerebral (EEG), que dará información sobre el funcionamiento actual de las ondas cerebrales, se procederá a la elección del protocolo más conveniente que lleve a una optimización del funcionamiento del paciente.

Funcionamiento cerebral reflejado en nuestra vida cotidiana.

Las neuronas crean corrientes eléctricas cuando se comunican entre ellas que se registran mediante el Electroencefalograma(EEG), que es la principal forma de registrar dichas corrientes del cerebro. El Neurofeedback utiliza el EEG junto con un software informático que convierte las ondas del cerebro en información visual o auditiva. El técnico configura el programa para que nos premie cuando estamos trabajando en un rango de onda concreto. Es decir, lo que se busca es llevar a un funcionamiento óptimo dicho funcionamiento.

El neurofeedback se basa en diferentes supuestos. Uno de ellos, es que los parámetros anormales de EEG, reflejarían la disfunción cerebral subyacente a cada trastorno. Si padezco insomnio, trastornos afectivos o ansiedad, esto se verá reflejado en el EEG, es decir, el trastorno estará reflejado en la disfunción cerebral.

Otro de estos supuestos, es que estos patrones anormales de EEG son susceptibles a ser modificados y llevados a un funcionamiento óptimo. Lo que se vería reflejado en mejor funcionamiento de la persona que lleva a cabo dicho tratamiento.

Por último, se basa en que el cerebro puede “memorizar” ese nuevo estado y generalizarlo a otros ámbitos.

El neurofeeback ha tenido en los últimos tiempos, una gran extención, por tratarse de una técnica indolora y no invasiva, con escasos o ausentes efectos secundarios muy poco dañinos, con un coste relativamente bajo y con una gran versatilidad que permite adaptarlo a distintos tipos de pacientes y con distintos fines.

¿Cómo se lleva a cabo una sesión de neurofeedback?

Se colocan electrodos de registro en diversas áreas del cráneo del paciente, la información de la comunicación eléctrica del cerebro, se transfiere a un equipo que realiza las operaciones necesarias para descomponer el trazado en bandas de frecuencia y compara al momento los parámetros registrados con los que se desea alcanzar; a continuación, el paciente recibe la información sobre su funcionamiento cerebral a tiempo real, acompañada de refuerzo positivo si ésta se ajusta a los parámetros deseados.

El neurofeeback ejercitaría el cerebro para facilitar el un aprendizaje, es decir, cuando la persona alcanza el patrón de EEG deseado recibe refuerzos positivos, como la continuidad en el visionado de un vídeo o película o el logro de mejores resultados en un videojuego. Esto generará que el cerebro tienda a instalar este nuevo patrón de funcionamiento de EEG que es más adaptativo para el paciente.

Número de sesiones necesarias

El número de sesiones va a variar según cada caso. En general, la frecuencia y duración de las sesiones, serían 2 sesiones semanales de 30 minutos, y un total de entre 20 y 60 sesiones. Gracias a los mecanismos de neuroplasticidad, neuromodulación y potenciación a largo plazo, los cambios que al principio no son duraderos, se irían convirtiendo en permanentes de forma gradual.

Neurofeedback y deporte

Existe evidencia empírica sobre la influencia de las variables psicológicas en los resultados deportivos, y en la capacidad de asimilación de los efectos positivos que genera la práctica habitual de deporte.

Esto avala la importancia de incorporar técnicas de entrenamiento que abarquen variables psicológicas, además de las físicas, en las que mayor énfasis se hace en este ámbito.

Los avances en neurociencia, han llevado al desarrollo de diferentes tipos de terapias que permiten optimizar la eficacia de los tratamientos, como lo son el neurofeedback, la realidad virtual o el EMDR.

Existen diversas investigaciones que correlacionan, por ejemplo, la implementación del neurofeedback en deportistas cuyo objetivo es la utilización del mismo para optimizar resultados deportivos.

Por Julia Achilli. Psicología. Terapia EMDR

Scroll hacia arriba
Enviar whatsapp
Et podem ajudar?
Hola, et podem ajudar?