Capsis Vilanova

Cómo afrontar las siguientes fases de la pandemia

En el transcurso de la pandemia, surgieron distintas emociones que necesitaste gestionar para no colapsar.

Observamos, en un inicio, diferentes reacciones que se movían en dos extremos: pánico, por un lado, y negación en el otro polo. Tuviste que pasar por un proceso de aceptación y asimilación de lo que estaba ocurriendo.

La ruptura de lo cotidiano genera un impacto tal en el cerebro, que es normal que aparezcan síntomas como el insomnio, la ansiedad, nerviosismo, desesperación o pensamientos catastróficos. Estos pueden haberse presentado en mayor o en menor medida y en diferentes momentos. Pero nuestro cerebro tiende a la adaptación, por lo que es probable que en muchos casos, haya comenzado a sentirse cierta habituación, a sentirse una mayor comodidad o aceptación o del confinamiento.

El problema radica en que los cambios que se están produciendo son constantes. Cada semana, cada fase, representa una nueva realidad a la que debes adaptarte, y el malestar puede volver a empezar de cero.

Es lo que probablemente ocurrirá a muchas personas en el momento de volver a salir y a recuperar poco a poco algunas de las antiguas rutinas.

No salimos al antiguo mundo, salimos a uno nuevo, donde las personas temen a la cercanía, sus rostros están tapados, la preocupación acompaña sus salidas y los comportamientos que se solían ver en la calle son totalmente diferentes. Es una nueva situación que deberemos afrontar. Por ello, es normal que aquellas emociones del principio vuelvan a aparecer.

¿CÓMO AFRONTAR LAS SIGUIENTES FASES DE LA ACTUAL PANDEMIA?

A continuación, te recomendamos estrategias de afrontamiento ante los constantes cambios que estás viviendo. Es importante que los incorpores para poder transitar estos cambios de laa manera más adaptativa posible.

Reincorpórate gradualmente. Dale un orden de prioridad a tus actividades, y no comiences una nueva si no acabaste la anterior.

. Las medidas de precaución que debes tomar deben ser parte de una rutina, dale siempre el mismo orden: las rutinas permitirán recobrar el control perdido y te harán sentir mayor seguridad.

Tómate un momento cada día para relajarte. Hacer algún ejercicio de relajación o una actividad que te ayude a relajarte, será de gran ayuda.

Expresa a tus con tus seres queridos tu malestar. Poner en palabras lo que nos ocurre, nos ayuda a darle un sentido y a aliviar el malestar.

Haz ejercicio físico. La actividad física regula emocionalmente y es un excelente antídoto de la ansiedad y la depresión.

Si no logras sentirte mejor, pide ayuda a un profesional. Si necesitas ayuda para superar tu malestar, cuanto antes la recibas, será mejor.

Haz click aquí si necesitas ayuda para afrontar las nuevas fases de la pandemia

Por: Julia Achilli. Psicóloga EMDR. Centre Capsis Vilanova

Scroll hacia arriba
Enviar whatsapp
Et podem ajudar?
Hola, et podem ajudar?
Powered by